prótesis de cadera

Dr. Juan Prieto, traumatólogo de cadera, artroscropia de cadera y tratamiento de dolor de cadera en actividades deportivas.

Prótesis de cadera

Prótesis de cadera por vía anterior

 

En el caso de una artrosis de cadera que requiera la implantación de una PRÓTESIS DE CADERA, el dolor de cadera y la rigidez grave pueden limitar su vida sustancialmente. Afortunadamente la implantación de una prótesis de cadera es un procedimiento que provoca un grado de recuperación de la función y ausencia de dolor en prácticamente la totalidad de los casos. Esto no ocurre con otro tipo de tratamientos.

La técnica quirúrgica para la implantación de una prótesis de cadera también ha evolucionado adaptándose al nivel de exigencia de la sociedad actual. A día de hoy permite al paciente la realización de mayor actividad deportiva, recuperación precoz y sobre todo la disminución del riesgo de luxación. Todo ello nos permite aumentar el nivel de exigencia funcional de los pacientes más jóvenes y deportistas.

El traumatólogo, para la implantación de una prótesis de cadera, puede acceder a la articulación de la cadera por diferentes caminos. Las opciones son seguir una vía “convencional” o un acceso de Cirugía Mínimamente Invasiva. La verdadera Cirugía Mínimamente Invasiva se caracteriza por la preservación de los músculos y tendones durante la operación. De este modo se accede a la cápsula articular de la cadera para su realización a través de una pequeña incisión en la piel.

La VÍA ANTERIOR es una auténtica cirugía mínimamente invasiva. Otros accesos que se proclaman como mínimamente invasivos (acceso posterior, incisión lateral o doble), únicamente son técnicas de incisión cutánea pequeña pero que están asociadas a la misma agresión muscular y tendinosa que las técnicas “convencionales”.

De hecho, la VÍA ANTERIOR es la única técnica que sigue planos intermusculares e internerviosos para reducir el riesgo de lesiones en los músculos, tendones, vasos sanguíneos y nervios. La posible liberación muscular siempre se reduce al mínimo. En todo caso, por VÍA ANTERIOR es significativamente menor que con otros accesos quirúrgicos.

De hecho, la VÍA ANTERIOR es la única técnica que sigue planos intermusculares e internerviosos para reducir el riesgo de lesiones en los músculos, tendones, vasos sanguíneos y nervios. La posible liberación muscular siempre se reduce al mínimo. En todo caso, por VÍA ANTERIOR es significativamente menor que con otros accesos quirúrgicos.

De hecho, la VÍA ANTERIOR es la única técnica que sigue planos intermusculares e internerviosos para reducir el riesgo de lesiones en los músculos, tendones, vasos sanguíneos y nervios. La posible liberación muscular siempre se reduce al mínimo. En todo caso, por VÍA ANTERIOR es significativamente menor que con otros accesos quirúrgicos.

artroscopia de cadera

Artroscopia de cadera

Una ARTROSCOPIA DE CADERA, se basa en la realización de dos o tres mini incisiones que permiten introducir una cámara y diferentes instrumentos. Con ellos tratamos la causa de la lesión limando los rebordes óseos que chocan entre ellos, así como la consecuencia que es la lesión del labrum. De este modo podemos suturar y reinsertar dicho labrum en el hueso previamente limado.

Con la artroscopia de cadera se pueden realizar muchísimas cirugías: lesiones del cartílago, reconstrucción de ligamento redondo (el ligamento cruzado de la cadera), tendinitis del psoas, ruptura de tendón del glúteo medio, trocanteritis, síndrome piramidal, reinserción de isquiotibiales, evacuación de condromatosis, toma de biopsias…

La artroscopia de cadera permite realizar las cirugías de manera tan poco agresiva que evita las cicatrices enormes, postoperatorios insufribles y resultados menos satisfactorios; evítalo tú también…

Dolor en la cadera durante o después de hacer deporte

Dolor en la cadera durante o después de hacer deporte

Si sientes dolor en la cadera al hacer deporte o después de haberlo realizado, específicamente dolor inguinal, necesitas una exploración por un traumatólogo especialista de cadera. Del mismo modo, precisas la realización de pruebas diagnósticas muy específicas para llegar a un diagnóstico correcto. El dolor de la cadera al hacer deporte, o tras tu práctica deportiva a veces es diagnosticado erróneamente como una tendinitis del psoas. En la mayoría de los casos esta tendinitis esconde una lesión más importante.

La articulación de la cadera tiene un anillo fibroso alrededor de la cavidad de la articulación llamada labrum. El labrum aumenta la estabilidad de la articulación de la cadera haciendo que la cavidad sea más profunda. Sin embargo, el tejido labral puede desgarrarse por un desgaste repetido o por una lesión o traumatismo repentino, provocando un dolor en la cadera.

Si eres un paciente joven hay que averiguar el origen de ese dolor al hacer deporte y analizar si presentas lesión del labrum (menisco de la cadera) o algún tipo de pinzamiento (choque femoro acetabular)

Cada deporte requiere una movilidad específica de la cadera. Existen deportes que fuerzan la cadera más que otros (remo, sentadillas, crossfit, trail, patinaje…). Además existen pacientes cuya cadera presenta de manera natural un choque (choque femoro acetabular, cadera en resorte…) de los componentes óseos al realizar los movimientos de la cadera. Este choque de manera repetitiva y según la intensidad podrá irritar o dañar tanto el labrum como el cartílago. Por ello este hecho puede estar siendo el causante de tu dolor de cadera.

Un desgarro en el labrum de la cadera causa dolor en la articulación y/o en la ingle al hacer deporte o tras su realización. También puede causar una sensación de estallido o de atrapamiento en lo profundo de la articulación, provocando un dolor intenso en la cadera.

Si eres un paciente joven hay que averiguar el origen de ese dolor de cadera al hacer deporte. También hay que analizar si presentas lesión del labrum (menisco de la cadera) o algún tipo de pinzamiento (choque femoro acetabular). Estas causas pueden estar limitando de manera parcial o total tu práctica deportiva (o vida cotidiana).

Los pacientes en los que no está dañado el labrum sino sólo irritado pueden mejorar ese dolor de cadera cambiando la actividad deportiva y cotidiana. Sin embargo, los pacientes que tienen lesiones reparables y que son activos podemos tratarlos. Para ello analizaremos tanto la causa (el choque) como la lesión (lesión del labrum) mediante una ARTROSCOPIA DE CADERA.